martes, 30 de septiembre de 2014

BONITO CON PIMIENTOS Y TOMATE

Bonito con pimientos y tomate

La temporada de bonito fresco ya va avanzada pero antes de que termine, me gustaría mostraros esta forma tan sencilla, saludable y sabrosa de prepararlo.
El bonito es  uno de los pescados que mejor queda escalfado en un caldo corto siempre y cuando sigamos el consejo de no dejar que se pase demasiado. 

Si queremos convertirlo en un plato más rápido pero también rico y resultón, podemos, en vez de escalfarlo, hacerlo salteado en un wok o a la plancha y tener la salsa preparada de antemano y calentarla al momento de ir a utilizarla 

BONITO CON PIMIENTOS Y TOMATE

INGREDIENTES
Para dos personas

Una rodaja gruesa de bonito – 3 dientes de ajo - 150g de pimientos asados – 4 cucharadas de salsa de tomate – aceite de oliva – sal

Para escaldar el bonito: medio litro de agua – una hoja de laurel – unas ramitas de perejil – unos cascos de cebolla

ELABORACIÓN

El caldo
Ponemos a cocer el agua con el laurel, el perejil y la cebolla durante 10 o 15 minutos. Lo tapamos para que los aromas no se escapen, dejando una pequeña ranura para que no se derrame.

Caldo para escaldar el bonito

La salsa
Pelamos los dientes de ajo y los partimos en lonchas.
Ponemos dos cucharadas de aceite en una sartén al fuego y agregamos los ajos.

Refrito de ajos para elaborar la salsa de pimientos y tomate

En cuanto quieren empezar a dorarse, sin que lleguen a ello pues cogerían mal sabor, lo retiramos del fuego y le añadimos los pimientos troceados en tiras. Lo hacemos fuera del fuego para que el aceite se temple y no salte.

Elaboración de la salsa de pimientos y tomate

Volvemos a ponerlo al fuego entre medio y bajo y lo sofreímos durante 5 minutos.
Agregamos la salsa de tomate y sazonamos con sal, con mucho cuidado si la salsa y los pimientos son comprados pues ya traerán bastante sal.
Lo dejamos a fuego bajo otros 10 minutos o hasta que veamos que la salsa se reduce y se pone espesita.

Salsa de pimientos y tomate

El bonito
Limpiamos la rodaja de bonito retirándole la piel. La dividimos en 4 porciones retirando la espina que podemos agregar después al caldo.

Limpiamos el bonito de pieles y espina

Retiramos del caldo hirviendo las verduras, introducimos el bonito, lo retiramos del fuego, lo tapamos  y dejamos que el calor del caldo penetre en el bonito y lo escalde durante unos 5 minutos o algo más dependiendo de lo hecho que nos guste. A nosotros con 5 minutos nos vale pues el bonito nos gusta jugoso y suelto, rosado por dentro.

Bonito escalfado

Sacamos los pedazos de bonito del caldo y los servimos acompañados de la salsa. Yo añado también los cascos de cebolla del caldo y éste, lo cuezo un poco más con la espina y las pieles del bonito, lo cuelo y lo guardo para hacer un arroz o una crema de verduras.

jueves, 25 de septiembre de 2014

TRIGO CON BACALAO

Trigo con bacalao

Según los expertos, el consumo de cereales integrales, ricos en minerales y fibra, es muy recomendable.

El trigo entero, al igual que el arroz integral, es un cereal de larga cocción y yo no lo pongo todas las veces que me gustaría por esta razón. De vez en cuando sin embargo, me animo y lo preparo y no solo por sus cualidades nutritivas sino también porque nos encanta y nunca decepciona.

Esta receta hay que planificarla previamente ya que los dos ingredientes principales tienen que estar a remojo durante unas cuantas horas  así que como dice el refrán: "el que avisa no es traidor" Los que vayan con prisas quedan advertidos. No obstante, si se tiene olla exprés, la cocción no es más larga que la de cualquier legumbre.

La receta de hoy, aunque no rápida, es fácil, completa y muy sabrosa.

TRIGO CON BACALAO

INGREDIENTES
Para dos personas

100g de trigo – 300g de agua – media cebolla – una cabeza de ajos – una hoja de laurel – aceite – sal – 300g de bacalao en salazón desalado previamente – 4 o 5 cucharadas de salsa de tomate – media cucharadita de pimentón (picante si no hay niños)

sábado, 20 de septiembre de 2014

MEJILLONES A LA MARINERA

Mejillones a la marinera

Hoy sábado he comprado mejillones y al principio me arrepentí por lo sucios que venían pero luego resultaron grandes y sabrosos como hacía tiempo que no los conseguía.

Como andaba con poco tiempo porque el día estuvo muy bueno y me lo pasé jardineando, los preparé de esta forma tan sencilla y  tradicional. Quedaron muy ricos.

MEJILLONES A LA MARINERA

miércoles, 17 de septiembre de 2014

LUBINA ESCALFADA CON MEJILLONES Y GAMBONES

Lubina escalfada con mejillones y gambones

Para mi gusto, escalfar el pescado es una de las mejores formas de cocinarlo. Se trata de sumergirlo en un caldo hirviendo bien sazonado, apagar enseguida sin dejar que el pescado hierva, tapar la cacerola y dejar que el calor y los aromas del caldo lo penetren. También puede hacerse sumergiéndolo en un "fumet" que es un caldo muy concentrado hecho con espinas y cabezas de pescado y vino blanco.

Otra forma de escalfarlo es en aceite de oliva (confitado). Se calienta el aceite pero sin que llegue a hervir y se sumerge en ella el pescado. También es saludable ya que el aceite no hierve y queda tiernísimo, jugoso y nada grasiento. Esta técnica le va muy bien al salmón y a las sardinas.

Casi todos los pescados quedan ideal escalfados pero la lubina es uno de los mejores.

Y así, de esta manera tan sencilla y limpia, conseguimos un plato de fiesta, delicioso de verdad. Animaros a probarla y veréis.

La lubina nos la prepara el pescadero. Le pedimos que nos saque los lomos pero que nos dé también  la cabeza y las espinas pues con ellas haremos el caldo.

LUBINA ESCALFADA CON MEJILLONES Y GAMBONES

INGREDIENTES
Para dos personas

Los dos lomos de una lubina  – 4 o 6 gambones – 6 u 8 mejillones – media cebolla – una cucharadita de harina – aceite – sal

Para escalfar la lubina
medio litro de agua – unas ramas de perejil – una hoja de laurel – media cebolla – un diente de ajo – unas ramitas de tomillo – unos granos de pimienta negra – las espinas y cabeza de la lubina.