miércoles, 17 de septiembre de 2014

LUBINA ESCALFADA CON MEJILLONES Y GAMBONES

Lubina escalfada con mejillones y gambones

Para mi gusto, escalfar el pescado es una de las mejores formas de cocinarlo. Se trata de sumergirlo en un caldo hirviendo bien sazonado, apagar enseguida sin dejar que el pescado hierva, tapar la cacerola y dejar que el calor y los aromas del caldo lo penetren. También puede hacerse sumergiéndolo en un "fumet" que es un caldo muy concentrado hecho con espinas y cabezas de pescado y vino blanco.

Otra forma de escalfarlo es en aceite de oliva (confitado). Se calienta el aceite pero sin que llegue a hervir y se sumerge en ella el pescado. También es saludable ya que el aceite no hierve y queda tiernísimo, jugoso y nada grasiento. Esta técnica le va muy bien al salmón y a las sardinas.

Casi todos los pescados quedan ideal escalfados pero la lubina es uno de los mejores.

Y así, de esta manera tan sencilla y limpia, conseguimos un plato de fiesta, delicioso de verdad. Animaros a probarla y veréis.

La lubina nos la prepara el pescadero. Le pedimos que nos saque los lomos pero que nos dé también  la cabeza y las espinas pues con ellas haremos el caldo.

LUBINA ESCALFADA CON MEJILLONES Y GAMBONES

INGREDIENTES
Para dos personas

Los dos lomos de una lubina  – 4 o 6 gambones – 6 u 8 mejillones – media cebolla – una cucharadita de harina – aceite – sal

Para escalfar la lubina
medio litro de agua – unas ramas de perejil – una hoja de laurel – media cebolla – un diente de ajo – unas ramitas de tomillo – unos granos de pimienta negra – las espinas y cabeza de la lubina.

jueves, 11 de septiembre de 2014

TORTITAS AMERICANAS con salsa de caramelo

Tortitas americanas con caramelo

Además de con caramelo, las tortitas americanas quedan riquísimas con miel o melaza, sirope de arce, mermelada de cualquier fruta, coulis de frutas o trocitos de fruta fresca además de con una salsita de chocolate. Como se ve, las posibilidades son muchas y más o menos calóricas en función de las necesidades y los gustos.
Se parecen a las creps en la elaboración pero mientras las creps son finísimas y crujientes, las tortitas quedan más gruesas y esponjosas.

Nosotros les tenemos mucha afición aunque cada vez somos más comedidos con ellas. De jovencita, cuando las "pelas" llegaban para ello, mi consumición favorita era un café con leche acompañado de un par de tortitas con caramelo.

Si queremos darle a nuestra familia una agradable sorpresa, las ponemos un sábado o un domingo para el desayuno. La masa se prepara la noche anterior y se deja tapada en la nevera. Así, el hacerlas por la mañana será solo un momento. Si las acompañamos con la salsa de caramelo, también se puede preparar de antemano.

INGREDIENTES

Para dos personas (Con estas cantidades, salen unas 4 tortitas en una sartén pequeña de unos 15cm de diámetro). También podemos hacerlas en una plancha previamente engrasada.

Un huevo – 150g de leche – 130g de harina de trigo (también podemos hacerlas con harina de trigo sarraceno) – una cucharada rasa de levadura en polvo (8g) - una cucharada rasa de azúcar (15g) –  una cucharada de aceite de oliva suave – aceite para engrasar la sartén o la plancha

lunes, 8 de septiembre de 2014

ANA Y JOSE

Ana ro y Ruqui

La entrada de hoy quiero dedicársela a unas personas encantadoras: Ana y Jose, a los que hemos conocido este fin de semana. Probablemente, muchos de mis lectores sepan de quien hablo: ella es Ana ro, del blog  La troje de Ana.

Yo soy seguidora de su blog (y ella del mío) desde hace bastante tiempo. Siempre me quedo embobada viendo las cosas que es capaz de hacer: muebles, ropa, accesorios, jabones, cremas, cuadros, abanicos decorados, regalos de todo tipo… todo con sus manos y su imaginación.

sábado, 6 de septiembre de 2014

LOS AZÚCARES, EL AZÚCAR Y LOS POSTRES DULCES

Frutos rojos con crema de queso fresco y miel

Los azúcares o glúcidos son indispensables en la dieta. Constituyen la mayor fuente de energía calórica y muscular de la que disponemos. Nuestros músculos los necesitan para realizar los movimientos sin fatigarse. Según los expertos, el 50% de las calorías de la dieta (en los ancianos algo menos) debe provenir de los azúcares